Desde la asociación Abpa-Cubp de Aragón, queremos denunciar públicamente la cantidad de mentiras que se han escrito en el artículo publicado en un periódico, este mismo lunes. Creemos que es muy grave jugar con la integridad y la seguridad de los ciudadanos de la provincia de Huesca, los cuales a día de hoy son ciudadanos de 3ª categoría.

Este artículo evidencia, aún más si cabe, la precaria situación que sufre la provincia y que desde el colectivo de Bomberos Profesionales se está haciendo público, para que el ciudadano sea consciente de la situación de desprotección en la que se encuentra.

Hay personas que no piensan más que en su propio beneficio económico y que les importa muy poco la seguridad de la ciudadanía. A esto hay que añadir, que encima ocupan puestos o cargos gracias a el “colegeo” (como bien dice el artículo).
Esta serie de personas ven peligrar el chiringuito que se han montado, con el cual se lucran económicamente, con la realización de horas extras sin control, trabajando estando en sus casas, aprovechándose del voluntario, etc., y lo que están intentando es mentir y difamar, defendiendo un modelo de gestión muy deficiente y perjudicial para todos, salvo para sus bolsillos.

Nos gustaría recalcar y desmentir las principales perlitas que se dicen en este artículo. Empezando por el coste, el cual sería 1/3 parte de lo que se dice en el artículo, con la intención de engordar las cuentas para que esto parezca inasumible. También defiende su modelo de gestión con voluntarios, con una cuantía económica de 5000 € por voluntario, lo cual no está permitido por la ley. Habla de datos y números que no son reales. Y lo que clama el cielo, son las declaraciones de una persona (y sus colegas) que dice ser responsable de Parque, que casualmente quiere guardar su anonimato, defendiendo que el ciudadano de la provincia de Huesca no se merece un servicio de Extinción de Incendios y Salvamento profesional, sino todo lo contrario. Defiende un servicio voluntario, eso si, que sea remunerado, con gente del pueblo, que es más importante que sea del pueblo a que sepan acreditar que reúnen las capacidades que tiene que cumplir una persona que ocupe un puesto de trabajo con las peculiaridades y peligros que conlleva la profesión de Bombero. Además, pudiendo hacerlo sin estar de forma presencial en el centro de trabajo, ya que es más cómodo hacerlo desde casa, que importa lo que tenga que esperar la persona a la que se le está quemando una casa. Defendiendo también que el coste sería inasumible por el ciudadano, lo cual nos lleva a las siguientes preguntas: ¿Tu sueldo si que es asumible pues? Y aquellos que están sin trabajo y quieren una oportunidad laboral ¿No se lo merecen como tu?

En fin, esperemos que prevalezca el sentido común y la seguridad que los habitantes de Aragón se merecen, a los intereses personales de aquellos que anteponen sus intereses personales a los de los demás.