Esta mañana, frente a la sede de la Diputación Provincial de Huesca, se ha desarrollado la concentración organizada por el Sindicato Profesional de Bomberos de Aragón, en la que han participado un total de 35 bomberos profesionales.

Apoyada por la Asociación de Bomberos Profesionales de Aragón y por la CUBP, los compañeros han leído ante los medios de comunicación y registrado posteriormente un documento en el que se le exige al Presidente de la Diputación Provincial de Huesca que asuma las competencias que por ley tienen atribuidas las diputaciones en materia de prevención, extinción de incendios y salvamento.

Según el documento, la apuesta exclusiva por personal voluntario para prestar un servicio esencial en la provincia, además de vulnerar la ley (en concreto la Ley 1/2013, de 7 de marzo, de Regulación y Coordinación de los SPEIS de Aragón), pone en grave riesgo la integridad de los ciudadanos y la de los propios voluntarios, al no contar con la capacitación necesaria para actuar directamente en una emergencia.

Del mismo modo, la Diputación Provincial tampoco cumple rigurosamente con lo establecido en la Ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las Bases del Régimen Local, al prestar un servicio deficiente basado, como hemos dicho anteriormente, en personal voluntario con escasa formación, en la localización de efectivos y en tiempos de respuesta excesivos.