A finales de este mes estaremos por Euskadi explicando a los compañeros vascos en qué consiste la CUBP y los objetivos que persigue.

Bilbo, Donostia y Gasteiz serán los lugares escogidos para dar a conocer nuestra asociación profesional.

Si analizamos la problemática de los SPEIS, podemos observar que entre las cuestiones que subyacen, buena parte son compartidas, y cada día somos más los que estamos convencidos de que estos problemas son susceptibles de atajarse mediante una ley marco que regule esas debilidades que todos necesitamos solventar y consolidar.

Podemos ser docenas o cientos de servicios. Eso no importa, lo realmente interesante es garantizar que este servicio público esencial no se pueda privatizar, ni ser sustituido por voluntarios, y sea prestado con unas mínimas garantías de dimensionamiento, organización e implantación, y con condiciones laborales acordes con el nivel que merecen los profesionales que los integran.

Creemos, además, que este aspecto es positivo para todos. Independientemente del territorio en el que uno se encuentre, de la ideología política que uno tenga, y de cómo viva ambas cuestiones, todo aquello que resulte positivo y se consolide  a medio plazo en materia de bomberos, tendrá muchas más posibilidades de afianzarse y evolucionar de forma positiva en todos los escenarios posibles, permitiéndonos a todos trabajar juntos en mejores circunstancias en el futuro.

La unión de todos los bomberos profesionales es muy importante para alcanzar una Ley Reguladora de los SPEIS, cuyos principios nos afectarán a todos.

¡ZUEKIN GAUDE!