La plataforma de bomberos Profesionales de Castilla y León quiere aclarar sobre el servicio de Extinción de Incendios de Diputación de Salamanca:

Primero: La diputación no tiene Servicio de Extinción de Incendios, la estrategia que tiene Diputación en cuanto a este servicio es servirse de COLABORADORES o de voluntarios de extinción de incendios (art. 38 de ley de seguridad ciudadana de castilla y león 4/2007), que a pesar de los 5 millones de € que gasta en este servicio, apenas invierte dinero en un sistema profesional y público de extinción de incendios y salvamento.

Diputación de Salamanca, ha externalizado un servicio esencial que debe ser realizado por funcionarios y agentes de la autoridad, es decir, lo que deben hacer bomberos profesionales, públicos y agentes de la autoridad, lo están haciendo Voluntarios de extinción de incendios y bomberos privados, además tiene la intención de seguir privatizando servicios que por ley no se pueden privatizar (ley de contratos del sector público 9/2017).

Se gasta dinero en servicios voluntarios, mientras la inversión en servicios profesionales cada vez es porcentualmente menor.

Segundo: Los representantes de los 330.000 habitantes de habitantes de la provincia tendrán que convencernos de porque apuestan por un servicio más caro y peor gestionado, que el modelo público, tendrán que convencernos de porqué apuestan por un modelo basado en la voluntariedad, una voluntariedad que no se aceptaría ni para la sanidad, ni para la policía,  ni para la justicia, ni para la educación, pero que para las emergencias, parece que sí es un modelo aceptable.

La España vaciada también empieza quitando servicios profesionales.

Y para terminar, recalcar que la formación de los bomberos profesionales se hace en la Escuela de Castilla y León situada en el parque de Bomberos del Ayuntamiento Salamanca precedida de otro mes de formación on-line, su duración es de un mes, además de otro mes de formación que los bomberos recién aprobados deben realizar en su parque de origen y a mayores las prácticas y reciclado continuo que se efectúa diariamente en sus guardias presenciales.

Sin embargo la Diputación de Salamanca, en un curso de una semana, tiempo absolutamente insuficiente para realizar esta profesión con garantías, piensa que gente sin formación previa y sin haber superado ningún tipo de examen, es suficiente y están preparados para intervenir en incendios y accidentes. Dicha formación, tan escasa, pone en peligro tanto a los ciudadanos como a intervinientes.

Por lo que esperamos que revierta este modelo y apueste definitivamente por un modelo de gestión directa, basado en profesionales, y en el cumplimiento de las leyes.

Pudiendo tomar para ello por ejemplo el modelo de Diputación de Valladolid, que además de legal, es patente que es mejor, más eficiente y más barato

foto norte castilla