Estas fechas navideñas no dejan de sorprendernos en cuanto a noticias relacionadas con la prestación de servicios profesionales de extinción de incendios y salvamento.

La llegada de las borrascas Fabian, Elsa y Daniel y las consecuencias que han generado, han mostrado el trabajo de los bomberos profesionales, y también de los servicios de Protección Civil y de otros servicios de emergencia en las cientos de intervenciones a lo largo de la comunidad y en especial en León.

Pero las dos noticias siguientes dejan en una situación comprometida a los dos Planes de Servicio de Extinción de Incendios de Diputación de León, el que hay ahora basado en personal no profesional y el que pretendía privatizar el servicio de bomberos.

La primera noticia “León, Astorga y diputación de León deberán pagar 84.000 € por el incendio de una casa” Diario de León 26 de diciembre de 2019, en resumen, Bomberos Profesionales de León se desplazan a una hora de su término municipal, para sofocar un incendio, quedando los voluntarios (remunerados, recordamos la bochornosa huelga para cobrar que hicieron estos “voluntarios” en 2014) a cargo de la vigilancia de la casa extinguida a apenas 10 minutos del parque voluntario. Como se escribió en las crónicas aquel 1 de diciembre de 2013, las palabras del alcalde Gaspar Cuervo ante la inacción de Diputación que había que interponer una denuncia, se hicieron proféticas, y sin quitar ni dar la razón a nadie, no se escapa al común de los mortales que la chapuza en el 2013 fue de quien no vigiló la reignición de la casa, y que esta chapuza, se puede repetir en cualquier momento, puesto que el sistema es el mismo 6 años después. Este sistema consiste en Parques de voluntarios mejor o peor remunerados por su servicio voluntario, y parques profesionales y públicos, como dice la ley, que se tienen que desplazar a 1 o 2 horas de su término municipal.

Vista la dirección de esta sentencia, no nos extrañaría que empezaran a llover denuncias.

La segunda noticia “Nadie quiere construir los parques de bomberos de Valencia de Don juan, Bembibre y Pola” Leonoticias 24 de diciembre de 2019, demuestra el fracaso de la idea de privatizar el servicio de bomberos de la Diputación de León, no tanto por que nadie haya presentado una oferta, sino porque manifiesta que más que un plan para solucionar este importante tema, lo que pretendía la anterior corporación era ir parcheando a sabiendas que lo que pretendía, que era la privatización del servicio no es legal, con la intención, quizá de una huida hacia adelante para no reconocer que se habían equivocado y que había que rectificar, y empezar a construir este servicio partiendo de la base, como la ley indica que los bomberos tienen que ser funcionarios, públicos y agentes de la autoridad.

La nueva dirección de la Diputación tiene la oportunidad de hacer historia, de crear un servicio público y profesional, de evitar depender de huelgas de voluntarios, de malas praxis, en definitiva de ser puntero en España en el modelo de gestión pública de parques de bomberos.

La gestión del servicio de bomberos depende por ley de las diputaciones, si no la quieren ejercer que renuncien a ella, pero los leoneses y leonesas, no merecen ser ciudadanos de segunda clase, merecen servicios públicos de calidad, merecen el respeto ante las emergencias que solo pueden ofrecer servicios profesionales y públicos, no neguemos ese derecho y exijamos este deber.

FOTOS DE ILEON.COM Y ASTORGA DIGITAL