La CUBP se reúne con el Director General de Tráfico, D. Gregorio Serrano, para debatir sobre los Rotativos azules y el Emplazamiento de Vehículos

Ayer día 24 tres miembros de la CUBP, de la Asamblea Local de Alicante y de la Junta Directiva Estatal, se reunieron con el Director General de la DGT, D. Gregorio Serrano, para transmitirle dos asuntos importantes relacionados con la seguridad vial en nuestras intervenciones.

En primer lugar se departió sobre el estado de la inclusión en el RGV (Reglamento General de Vehículos) de los rotativos azules para los vehículos de emergencia.

En esta parte de la reunión trasladamos al Director General los motivos por los que el colectivo de emergencias considera necesaria esa modificación en el RGV, haciéndole entrega de una solicitud formal para reforzar, en la medida de lo posible, este trámite legal que la propia DGT está tratando de llevar a cabo.

Es necesario resaltar que el Sr. Director General coincidió con nosotros en que en caso de existir intereses contrarios a esta modificación, no se deben tener en cuenta aquellos planteamientos que se alejen de los objetivos que se persiguen, es decir, no se deberían tener en cuenta argumentos que no se basen en la seguridad vial para evitar cumplir el mandato legal que la propia Ley de Tráfico, en su Disposición adicional Primera, establece, y que además cuenta con el consenso de todo el arco parlamentario.

Por tanto, aquellos que se tengan por contrarios a esta modificación, deberán alegar razones objetivamente ligadas a la seguridad vial para que no se cumpla este mandato legal, no siendo legítimo tener en cuenta argumentos basados en intereses corporativistas, ya que es una ley y un respaldo parlamentario completo el que dictamina esta modificación. Cuestión difícil de esgrimir si partimos de la base de que en la UE todos los países ya han realizado esa modificación, de que existen estudios que demuestran la idoneidad de la luz azul tanto por razones de visibilidad, certidumbre y menores efectos fotosensibles, y que además España es el único país del mundo occidental en el que la señal luminosa de los vehículos prioritarios y de los vehículos lentos o voluminosos es idéntica (CEPE/ONU número 65 para ambos).

Se va a reformar el RGV para otras cuestiones, y el propio Director General creyó oportuno llevar a cabo este mandato legal todavía pendiente, y así nos lo hizo saber. Así que la DGT ha iniciado un proceso mediante el cual se va a modificar el Anexo XI del Reglamento para introducir las modificaciones en las señales V-1 para que en vehículos de policía, extinción de incendios, protección civil y salvamento, y los de asistencia sanitaria, sean de color azul.

Al tratarse de la modificación de un reglamento, siguiendo las directrices del artículo 133 de la Ley 39/2015 de Procedimiento Administrativo Común, la Ley 50/1197 del Gobierno y según se establece en el art. 26.2 de la Ley 40/2015 del Sector Público, debe realizarse una consulta pública Previa.

Esta consulta  ha sido abierta a través del portal web del Ministerio del Interior, en la que se da la oportunidad de dar opinión a los sujetos potencialmente afectados por la futura norma y a las organizaciones más representativas. En concreto informan acerca de:

  1. Los problemas que se pretenden solucionar con la nueva norma.
  2. La necesidad y oportunidad de su aprobación.
  3. Los objetivos de la norma.
  4. Las posibles soluciones alternativas regulatorias y no regulatorias.

Y nos da la oportunidad de hacer aportaciones a esta modificación.

La consulta tiene una duración de 15 días y está abierta desde el día de ayer, de nuestra reunión, hasta el 16 de agosto de 2017. Aquí se encuentra el enlace a la consulta pública previa. En ella se aglutinan varios cambios en el RGV, como las señales luminosas y las placas de matrícula.

Si deseáis participar dando vuestra conformidad a los cambios, podéis enviar un email apoyando esta modificación a: participacion.normativa@dgt.es 

No es necesario dar demasiadas explicaciones en esos email, simplemente con adjuntar un texto sencillo y conciso es suficiente, indicando al colectivo afectado de pertenencia. Que en este caso, quizá cualquier ciudadano pueda ser considerado como parte de un colectivo “afectado” como usuario de la vía que es. Un texto similar a este:

Como miembro del colectivo de bomberos profesionales, muestro mi apoyo y conformidad para que se lleve a cabo la modificación del Reglamento General de Vehículos y que las señales luminosas V-1 de todos los vehículos prioritarios sean de color AZUL.

Una vez que termine este proceso de consulta previa, pasará a la Secretaría General Técnica de la DGT, donde se dará contenido al texto que modificará esos artículos y que deberán incluirse en el RGV.

Ya superadas esas dos fases, se remitirá el texto a los Ministerios de Fomento y de Industria, y al Consejo de Estado, y una vez obtenida la conformidad será emitida una Orden Ministerial que establecerá las modificaciones oficialmente.

Seguiremos pendientes de ello y, animamos a todo el colectivo a participar en dicha consulta previa dando muestras de apoyo a esta reforma que la propia Ley de Tráfico ordena, pero que a día de hoy todavía no se ha materializado.

Finalizado este asunto pasamos a departir sobre otro no menos importante. Se trata de introducir en el nuevo Reglamento de Auxilio en Carretera, o en la norma o instrucción que consideren oportuna, un procedimiento consensuado con los colectivos de emergencias y los servicios policiales competentes, que clarifique y normalice el emplazamiento de vehículos de emergencia en carretera.

Se trata de que se nos permita participar, tanto a bomberos como a sanitarios y servicios de Protección Civil,  junto con los servicios policiales (Guardia Civil, Mossos d’Esquadra, Policías locales, etc.) y asistencia en carretera, en la elaboración de un procedimiento de emplazamiento de nuestros vehículos en las intervenciones en carretera (accidentes, incendios de vehículos, etc.).

Todos sabemos que el emplazamiento, tanto de vehículos de bomberos como de ambulancias, han de seguir unos premisas que nos permitan proporcionar la mayor seguridad posible a las víctimas, al tiempo que han de hacer lo propio para con los intervinientes. Y además resultar ser operativos y estar realizados con rigurosa profesionalidad, conocimientos técnicos y en consonancia con los procedimientos y necesidades del resto de servicios de asistencia en carretera y control del tráfico.

A su vez, los servicios sanitarios deben movilizar víctimas y atenderlas, muchas veces en el mismo lugar en el que se encuentran, y necesitan toda la seguridad posible, tanto a la hora de realizar esas tareas in situ como en el emplazamiento de sus vehículos sanitarios, de forma que el traslado de las víctimas se efectúe con garantías de seguridad y rapidez.

En este sentido, nuestros vehículos pesados ofrecen una buena protección en la zona del incidente, e incluso sirven de parapeto entre el accidente y la zona sanitaria, y si se colocan debidamente resultan ser unos excelentes muros protectores entre los cuales nuestros equipos sanitarios pueden movilizar heridos y emplazar sus ambulancias con suficiente seguridad. Y esa forma deproceder es la que habitualmente tratamos de realizar.

No obstante, son incontables las ocasiones en las que nos es imposible poner en marcha nuestros procedimientos, ni tampoco aquellos que tratamos de hacer extensivos a los servicios sanitarios. Y todo se debe, a nuestro juicio, a un déficit de coordinación interservicios consecuencia de la ausencia de un procedimiento o instrucción que regule una forma de proceder compartida por todos los implicados.

Consideramos que existen razones de peso para que los servicios de emergencia dispongan de procedimientos de trabajo que incluyan el correcto emplazamiento de sus vehículos dependiendo del tipo de incidente, su localización, el tipo de vía, etc. Esto nos parece indudable. No obstante, como decimos, echamos en falta la existencia de un procedimiento consensuado con todas las partes implicadas y que nos lleve a normalizar e implantar en nuestras carreteras esta forma coordinada de trabajar. Y en este particular también vamos a seguir colaborando con la DGT para que podamos participar los servicios afectados.

Seguiremos trabajando e informando de las novedades que obtengamos en este sentido.

Atentamente:

David Herrero

Presidente de la CUBP