COMUNICADO 09-05-2019

La reserva de plazas en los SPEIS para militares profesionales y reservistas de especial disponibilidad

El pasado 14 de febrero fueron publicadas en el Boletín Oficial de la Provincia de Huesca las bases de la convocatoria para la cobertura en propiedad, mediante oposición libre, de 24 plazas de bomberos, vacantes en la plantilla de personal funcionario de la Diputación Provincial de Huesca.

Hasta aquí lo habitual: cada administración configura sus procesos selectivos como les da la gana, incluyendo en ocasiones parámetros, criterios o ejercicios absurdos, copiados a menudo de otras bases, que para nada certifican las capacidades que deben poseer los aspirantes para el ejercicio de la profesión de bombero.

Pero hay algo que nos llama poderosamente la atención, la reserva de plazas de forma exclusiva para militares profesionales o de tropa y marinería que se encuentren en los últimos diez años de su compromiso de larga duración y para los reservistas de especial disponibilidad. O sea, lo que yo no permito que siga aquí “se lo endoso a otro y me quito el mochuelo”. No obstante, reservar plazas en la propia AGE, e incluso en otras administraciones, pero en puestos no relacionados con servicios esenciales de carrera larga, podría tener un pase, pero aquí platean algo muy distinto.

El compromiso de larga duración para militares profesionales de tropa y marinería tiene una duración hasta los 45 años, por tanto, el intervalo de edad incluido en el turno de reserva para este tipo de aspirantes estaría situado entre los 35 y 45 años.

Y este es el mejor de los casos, porque en la reserva de plazas también se incluye a reservistas de especial disponibilidad, que son aquellos que ya han superado los 45 años de edad. Si nuestra jubilación se ha adelantado debido a cuestiones de prevención, si se están regulando la segunda actividad a partir de los 55 años, esto supone un claro paso atrás en el avance de nuestros servicios, convertidos ahora en cementerios de elefantes.

Con unas plantillas ya envejecidas, debido principalmente a las secuelas derivadas de la famosa crisis económica, donde no se cubrieron plazas vacantes ni se dimensionaron correctamente las plantillas, cuando el ingreso a un servicio de estas características a una edad biológica temprana es de vital importancia, algunos se sacan de la chistera fórmulas que para nada benefician en este sentido a los Servicios de Bomberos, disminuyendo de esta manera la posibilidad de rejuvenecer plantillas y darnos un merecido respiro después de tantos años de recortes.

La reserva de plazas a colectivos específicos tampoco asegura que, en unos servicios esenciales como son los Servicios de Bomberos, accedan los mejores aspirantes, pudiendo quedarse sin plazas opositores que, aun habiendo superado todas las pruebas con mejores puntuaciones que los aspirantes en el turno de reserva para militares, tengan que ver cómo le adelantan por la derecha.

Por lo que estamos manifiestamente en contra de esta medida, y queremos hacer alusión al hecho de que, si contásemos con una regulación estatal que sentase las bases de coordinación para la organización de los SPEIS y, entre otras cosas, se consensuaran criterios en el acceso a los Servicios de Bomberos en todo el Estado, otro gallo cantaría.

¡POR LA SEGURIDAD DE TODOS LOS CIUDADANOS!

Junta Directiva

Coordinadora Unitaria de Bomberos Profesionales

APP CUBP

Descarga nuestra aplicación y estarás informado de todo